El atentado en El Cairo nos lleva a los Hermanos Musulmanes

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai

El Cairo confirma que los Hermanos Musulmanes son la causa de la explosión del lunes 5 de agosto que asesinó a 22 personas. El coche bomba lo conducía un militante del grupo terrorista Hasm, una criatura de los Hermanos Musulmanes, cuyo objetivo es dañar los cimientos del gobierno del presidente, desestabilizando el país a través del terrorismo. Hasm cumple este propósito lo suficientemente bien como para ser entrenado por las milicias de ISIS.

La confirmación ha llegado desde El Cairo: los Hermanos Musulmanes son la causa de la explosión que tuvo lugar poco después de la medianoche del lunes 5 de agosto y que costó la vida de 22 personas; el número de heridos asciende a 77.

El Ministerio del Interior reveló el resultado de las investigaciones preliminares, según las cuales un militante del grupo terrorista Hasm – criatura de los Hermanos Musulmanes – conducía el automóvil que causó la explosión y colisionó con otros tres automóviles frente al Instituto Nacional del Cáncer.

El nombre del conductor es Abdel-Rahman Khaled Mahmoud Abdel-Rahman, un joven de 24 años en estado de busca y captura por terrorismo que fue identificado gracias a las huellas digitales. El joven iba al volante de un vehículo que había sido robado meses antes y que transportaba una cantidad considerable de explosivos (se habla de 300 kg).

“Supuestamente Abdel-Rahman se asustó por el despliegue masivo de fuerzas de seguridad en la calle Al Qasr Al Aini” explicó el general Khaled Okasha, director del Centro Egipcio de Estudios Estratégicos, al periódico Al Ahram.

Desde allí, la locura se extendió a lo largo de “Nilo Corniche” y culminó en el trágico accidente. El general Fouad Allam, ex jefe del Aparato de Seguridad Nacional, afirmó que el joven terrorista de los Hermanos Musulmanes probablemente estaba transfiriendo los explosivos de una parte de la ciudad a la otra en vista de un ataque ya planeado; una hipótesis que confirmó de Ministerio del Interior. “Hasm no se habría aventurado a transferir una cantidad tan grande de explosivo si no hubiera tenido la intención de usarlo en unas pocas horas o días”, explicó Allam.

Las investigaciones también condujeron a la identificación de los miembros de la célula terrorista Hasm que presidieron la operación. Hossam Adel fue arrestado, mientras que el hermano del conductor, Ibrahim Khaled Mahmoud Abdel-Rahman y Abdel-Rahman Gomaa Mohamed murieron intentado escapar.

Ibrahim Khaled Mahmoud Abdel-Rahman ha sido señalado como el responsable de las relaciones con los directivos de la organización que viven en el extranjero. Durante el interrogatorio, Hossam Adel admitió haber recibido indicaciones de militantes con sede en la Turquía de Erdogan, escribe Asharq Al Awsat, confirmando que son los Hermanos Musulmanes quienes mueven los hilos del terrorismo en Egipto, operando desde Ankara y Estambul junto a quienes han encontrado hospitalidad en la corte de los emires Al Thani en Qatar.

El apoyo ofrecido por Turquía y Qatar a la causa subversiva de los Hermanos Musulmanes en todo Medio Oriente nunca ha disminuido, a pesar del fracaso de la Primavera Árabe. La propaganda mediática y cultural nunca descansa. No se trata solamente de Al Jazeera y de los canales de televisión de la Hermandad con sede en territorio turco; no se trata solamente de los “ejércitos electrónicos” presentes en Internet y en las redes sociales: el objetivo de derrocar a los gobiernos de los países que alguna vez formaron parte del imperio otomano para instalar dictaduras fundamentalistas gobernadas por los Hermanos Musulmanes, también está inscrito en los libros de texto elegidos por Erdogan para escuelas públicas de toda Turquía.

En estos libros, explica el centro de estudio Nordic Monitor, se describe a los países del mundo árabe como naciones carentes de independencia y hambrientos de democracia: una forma de promover la narrativa con la que la Hermandad sigue siendo una fuerza democrática y una alternativa popular al status quo en el área. En Túnez, los Hermanos Musulmanes miran a las inminentes elecciones presidenciales y parlamentarias del post-Essebsi para seguir adelante con la conquista del poder aprovechando los espacios ofrecidos por la democracia; sin embargo, en Egipto se enfrentan a la barrera infranqueable construida por Al Sisi.

Además de demonizar la figura del presidente egipcio, el objetivo de los Hermanos Musulmanes es dañar los cimientos de su gobierno, desestabilizando el país a través del terrorismo. Hasm sirve exactamente para este propósito. El uso del terrorismo es coherente con la doctrina y las prácticas de que representan a los Hermanos Musulmanes desde su origen. Históricamente los ideólogos y militantes de la Hermandad fueron quienes pusieron en marcha la radicalización que ha creado tanto Al Qaeda como ISIS. Por lo tanto, no es sorprendente que Hasm haya entrelazado sus actividades clandestinas con los grupos terroristas de Al Qaeda o de ISIS, activos en Egipto y especialmente en el Sinaí.

Compuesta por elementos seleccionados por “las cualidades físicas y psicológicas” adecuadas para el terrorismo – explica a Al Ahram el general Abdul Mohsen, experto en estudios estratégicos y de seguridad – Hams dio las primeras señales de vida en 2016 actuando en las provincias de El Cairo y Giza. Designada como organización terrorista en 2017, Hasm inició una interacción creciente con ISIS que contribuyó de manera significativa a fortalecer sus capacidades, adiestrando a sus miembros a usar armas y a fabricar bombas. El hecho de que coche bomba explotase el 5 de agosto, observa Okasha, es una señal de que Hasm está copiando el estilo de las operaciones llevadas a cabo por ISIS y de que la organización está lista para ejecutar atentados terroristas de gran repercusión.

Por lo tanto, la guerra de los Hermanos Musulmanes contra las instituciones, la policía, las fuerzas armadas y el pueblo egipcio está destinada a continuar. Pero no se trata un conflicto únicamente interno. La línea roja del yihad que pretende hacerse con control de El Cairo, se fundamenta en Turquía y Qatar. Allí es donde se encuentran las fuentes que alimentan el terrorismo que sigue atormentando a Egipto, Libia y Siria, mientras mantiene las perspectivas de estabilizar la región mediterránea y medioriental en un estado de incertidumbre.

 

 

La Nuova Bussola Quotidiana

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina