Terrorismo: así es como se enriquece ISIS

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

Se estima que el Estado Islámico posee más de 2 mil millones de dólares provenientes principalmente del control y de la explotación de todas las actividades económicas y de los flujos financieros de partes del territorio sirio e iraquí  que terminaron bajo el control del grupo terrorista y que se administraron con puño de hierro (control de la producción agrícola, robo de bancos, contrabando de productos derivados del petróleo, contrabando, tráfico de drogas, comercio de “esclavos”, extorsión, embargo de bienes pertenecientes a minorías perseguidas, comercio de obras de arte, etc.). Dinero proveniente de donaciones de naciones cuyo objetivo es la inestabilidad en el área (como Qatar, Turquía, Irán); ayuda material y disciplina fiscal por “combatientes extranjeros”; de secuestros con fines de extorsión; de la recaudación de fondos a través de las modernas plataformas de crowfunding.

En 2016, el ejército estadounidense alardeó de un ataque aéreo masivo que destruyó 168 camiones petroleros utilizados por el Estado Islámico de Irak y Levante, el grupo militante islamista más conocido como ISIS, para exportar petróleo y financiar sus operaciones.


“La Coalición continúa persiguiendo enérgicamente la guerra aérea contra la capacidad de ingresos del ISIS”, dijo un portavoz militar de Estados Unidos. Pero numerosos documentos descubiertos por el New York Times muestran que el enfoque en el petróleo –amplificado por la elección del presidente Donald Trump, quien en su primera campaña publicitaria prometió coger el petróleo de ISIS – ha eliminado la fuente real del poder financiero de ISIS: su capacidad de gravar a los ciudadanos comunes bajo su dominio, y en particular agricultores, fue la fuente clave de financiación para el grupo.

Los analistas sugieren que los ingresos anuales obtenidos por estos impuestos asciende a 800 millones de dólares al año, es decir, aproximadamente seis veces el rendimiento estimado de la venta de petróleo. También es probable que supere con creces el dinero aportado por el grupo terrorista por los rescates de las personas que secuestran. ISIS ha sido capaz de aprovechar el poder de la burocracia con la misma eficacia del terror de su campaña para hacerse con el control de Medio Oriente. Los combatientes del ISIS obligaron a los burócratas iraquíes a regresar a sus trabajos de registro de tierras y recaudación de impuestos, incluso gestionando un sistema macabro para confiscar tierras pertenecientes a las minorías religiosas.

El reportero del Times, Rukmini Callimachi, trabajó para recopilar un gran cantidad de archivos que dejaron los burócratas de ISIS después de que las fuerzas combinadas estadounidenses e iraquíes reconquistaran el territorio en Irak, entregándolos a expertos para ayudar a comprender el funcionamiento económico de la teocracia de corta duración. Proponemos profundizar en el tema viendo un interesante documental firmado Historia (Sky) titulado El dinero sucio de ISIS donde se rastrea el río de dinero sucio que financió primero a Al Qaeda y luego al ISIS: dinero proveniente de secuestros, del mercado negro de petróleo, del narcotráfico, del contrabando y del apoyo económico de ciudadanos privados y autoridades públicas.

 

Costantino Pistilli

Para cualquier consulta o rectificación envíe un correo electrónico a: redazione@almaghrebiya.it


Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina