Presidente Conte, haga lo correcto en Libia: quite todo el apoyo a Al Sarraj Carta de Souad Sbai al Primer Ministro

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

Excmo. Presidente del Consejo, Primer Ministro Giuseppe Conte

Confiando en la inteligencia y en el sentido de responsabilidad que distingue su trabajo en el ámbito institucional y político, le pido que tome en consideración el llamamiento emitido durante la manifestación que se celebró el miércoles 7 de agosto en Piazza Montecitorio, para que el gobierno italiano lleve a cabo un cambio decisivo en el papel hasta ahora ejercido en la permanente crisis libia.


Fue usted mismo quien creó los presupuestos para un cambio de línea significativo por parte de Italia. De hecho, con el anuncio en la cumbre de Beijing – ni con Al Sarraj ni con Haftar – colocó al país en una posición imparcial con respecto a los antagonistas del conflicto. Un paso adelante necesario pero que no está asegurado, porque se logra al superar la resistencia contra cualquier desviación de la herencia recibida de los anteriores ejecutivos de Renzi.

La frivolidad en las posiciones de Qatar y Turquía que apoyan al llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), presidido por Al Sarraj en Trípoli y fuertemente condicionado por facciones políticas y milicias armadas, expresión de los Hermanos Musulmanes, estuvo a punto de condenar a Italia a la total marginación en su principal expediente de política exterior y de seguridad.

Corrigiendo el error de haber puesto la salvaguardia del interés nacional totalmente en manos del campo islamista tras la caída de Gadafi, usted ha abierto nuevas perspectivas para la acción diplomática italiana encaminada a promover la estabilidad y la pacificación interna de Libia.

Estas perspectivas ahora requieren más coraje y determinación a la hora de dar un nuevo paso adelante, el decisivo, poniendo fin – por parte del Gobierno italiano – a todas las formas de legitimación y apoyo a favor del GNA, que sigue manteniendo a Trípoli y al resto del país guerra en un estado de guerra.

Perseverar en el reconocimiento de GNA como el gobierno oficial de Libia es, de hecho, una contradicción que se ha vuelto insostenible y que tanto Italia como las Naciones Unidas deben superar.

Al Sarraj ha criticado al enviado especial de la ONU, Ghassan Salamé, por haber denunciado a las milicias extremistas que apoyan al GNA en un informe entregado al Consejo de Seguridad. La destitución de Salamé de su cargo fue solicitada de manera expresa por el Gran Mufti de Trípoli, Sadiq Al Ghariani, un miembro de los Hermanos Musulmanes anteriormente acusado por sus vínculos con Qatar y con el terrorismo. Además, fue el propio Al Sarraj quien admitió haber recibido armas de Qatar y Turquía, llamados “amigos”, violando el embargo establecido por el Consejo de Seguridad.

En lo que respecta a Italia, el GNA ha lanzado amenazas contra el Gobierno en repetidas ocasiones, preocupado ante la posibilidad de que Italia dejase de ofrecer su apoyo. Al Sarraj ha insinuado varias veces que habría hecho que cientos de miles de migrantes partiesen de las costas libias. Por su parte, el vicepresidente del GNA, Ahmed Maitig, firmó que miles de terroristas del ISIS actualmente detenidos en las cárceles libias podrían haber llegar a Italia si el GNA se derrumba.

Sin embargo, Italia no debe temer tales amenazas. Por esta razón los manifestantes pidieron al Gobierno italiano que desempeñe un papel de liderazgo en la comunidad internacional, para acabar con todas las formas de legitimidad y apoyo tanto de la ONU como de sus Estados miembros al GNA.

Este es el momento oportuno para que Italia tome la iniciativa, contribuyendo de manera decisiva a determinar las condiciones necesarias para resolver la crisis libia. Una crisis que nunca llegará a su fin si Trípoli y otras localidades importantes del país siguen siendo rehenes de las milicias de los Hermanos Musulmanes y de los Estados que las patrocinan.

Presidente del Consejo, la sensibilidad y la conciencia que sigue demostrando en lo referente a la política exterior y a las cuestiones de seguridad, me aseguran que usted ya ha considerado esta posibilidad, que permitiría a Libia avanzar concretamente hacia un nuevo futuro de paz, desarrollo y derechos humanos. Algo que está en los intereses de Italia y de todos los países mediterráneos.

 

SOUAD SBAI


Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina