Syria Abdelmeguid debe ser liberada

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

Carta abierta

¿Qué está sucediendo en Italia? ¿Por qué hay tantos problemas con los menores? Por ejemplo, los retrasos burocráticos que desalientan la adopción de niños y niñas, a menudo abandonados por sus padres debido a condiciones económicas desastrosas. O el fenómeno de las “adopciones fáciles”, decenas de miles en toda Italia, como el caso de Syria Abdelmeguid.

Las pruebas proporcionadas por la defensa en el tribunal no dejaron ninguna duda sobre la versión distorsionada de los hechos proporcionados por los Servicios Sociales, pero, sin embargo, Syria fue arrebatada de su familia con el objetivo de encontrar arbitrariamente un nuevo hogar para la pequeña. Las Autoridades que representan al Estado tienen la obligación de actuar por el bien de los menores, aplicando los artículos 29 y 30 de la Constitución. En el caso de Syria, en cambio, la ley se aplicó en sentido opuesto a la “protección de menores” y al derecho de los padres legítimos a mantener la custodia de la niña que ahora tiene poco más de dos años.

¿Cuál es la razón de semejante ensañamiento, si todos los miembros de la familia (madre, padre y otros tres hijos, dos chicas y un chico) ya han demostrado que cumplen con todos los requisitos legales? El tribunal de menores de Roma tiene el deber de reexaminar el asunto para que la verdad emerja y triunfe, restaurando la unidad familiar Abdelmeguid tan injustamente dividida.

La cuestión de la integración está en el centro del debate en Italia. Desde este punto de vista, el de Syria es un núcleo familiar perfectamente integrado en la sociedad italiana, donde los padres trabajan y los hijos estudian. La conducta de todos sus miembros es ejemplar, como buenos y verdaderos ciudadanos italianos. Las acusaciones contra la familia Abdelmeguid son infundadas; el Tribunal solo debe reconocer la verdad.

Syria no necesita otra familia. La pequeña solamente quiere abrazar a su mamá, a su papá y a sus hermanas y hermanos que la aman y quieren que vuelva a casa. Esta dulce niña no espera nada más. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a las instituciones italianas para que hagan justicia.

 

Los Embajadores de Paz del Centro Alti Studi Averroè

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina