Copa del mundo 2022, la peligrosa trama de Sarkozy y Qatar

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai

Platini fue puesto en libertad tras ser interrogado sobre la Copa del Mundo, cuya celebración fue asignada a Qatar, diciendo que estaba tranquilo. Sobre el ex presidente de la UEFA permanece la sombra de la comida con Sarkozy y Al Thani que tuvo lugar unos días después de la investidura oficial del país de los emires que derrama ríos de dinero para hacer avanzar su propia agenda, fundamentalista o deportiva.

Michel Platini salió de prisión. Sorprendido por el trato recibido – de hecho, fue arrestado – afirmó que no le preocupaba lo más mínimo su posición en el tema del interrogatorio: el proceso de asignar la celebración de la Copa del Mundo 2022 a Qatar. Que Qatar ha extra-pagado todo y a todos para comprar la posibilidad de organizar la competición futbolística desde luego no es ninguna sorpresa. Es el “método Al Thani”, así es la manera en la que los emires de Doha están acostumbrados a proceder. Ríos de dinero destinados a hacer avanzar su propia agenda, fundamentalista o deportiva.

El libro de investigación Qatar Papers ha documentado de manera clara y precisa los cientos de miles de dólares enviados a Europa para permitir la difusión del fundamentalismo de los Hermanos Musulmanes a través de mezquitas, asociaciones culturales, imanes y militantes radicales. El Sunday Times recientemente arrojó luz sobre los 800 millones de dólares pagados en varias cuotas a la FIFA por los acuerdos ficticios de los derechos televisivos, para comprar el apoyo del ex presidente Joseph Blatter para la candidatura de Doha para el Mundial 2022.

Ahora, el círculo de la investigación , iniciada en 2016 por la Fiscalía Nacional Antifraude de París sobre los procedimientos que llevaron a la nominación de Qatar en diciembre de 2010, se ha cerrado alrededor del ex presidente de la UEFA, quien ya se había visto involucrado en una investigación llevada a cabo en Suiza por las cantidades ingentes de dinero recibidas de Blatter sin justificación aparente. Obligado a dimitir, posteriormente Platini fue absuelto de todos los cargos, a pesar de la suspensión de la UEFA por violar el código ético. Un caso judicial que tiene todas las características de los que normalmente sirven para crear nuevas estructuras de poder y de las cuales emergió Gianni Infantino como nuevo presidente de FIFA.

Las preguntas formuladas por los investigadores no han salido a la luz; pero lo que arroja una sombra imborrable en el papel desempeñado por Platini es la comida con el entonces presidente francés Nicolas Sarkozy y el actual Emir de Qatar, Tamim Al Thani. en el papel de heredero al trono, acompañado por el ex Primer Ministro Hamad bin Jassim, celebrada con una diferencia de pocos días de la investidura oficial del país anfitrión de la Copa Mundial 2022.

Platini ha admitido repetidamente que votó a favor de Doha , pero ¿votó siguiendo las recomendaciones de Sarkozy? Para conseguir organizar la competición, ¿compró Al Thani la influencia de Sarkozy en Platini y luego la influencia que ejerce Platini sobre otras figuras clave? The Guardian también habla de otra petición hecha por Sarkozy a Platini: facilitar la adquisición del Paris St. Germain a Nasser Al Khelaifi, primo de Tamim Al Thani y presidente de la controvertida cadena de televisión beIN , la fuente de los 800 millones pagados a Blatter, y de Qatar Sports Investments, que terminó en el ojo del huracán con el mismísmo Al Khelaifi por los sobornos que presuntamente compró la asignación de la Copa del Mundo de Atletismo.

Que Sarkozy es el principal sospechoso de los investigadores también se puede deducir del hecho de que junto a Platini también fueron interrogados Sophie Dion, concejal de deportes y Claude Guéant, ministro del Interior y secretario general durante la Presidencia del predecesor de Hollande y Macron (a diferencia de Platini y Dion, Guéant no fue puesto bajo custodia cautelar). Veremos si las investigaciones llegan tan lejos como para involucrar incluso a Sarkozy, quien junto a los queridos emires de Qatar también fue el protagonista del desafortunado destronamiento de Gaddafi en Libia. Por otro lado, la determinación de las responsabilidades por haber cometido cualquier acto ilícito contribuiría a hacer justicia solo parcialmente.

Para hacer justicia completa , es necesario quitar a Qatar el juguete de la copa mundial del extremismo, la corrupción y las violaciones de derechos humanos que sufren miles de trabajadores extranjeros empleados en la construcción de los estadios que albergarán la Copa Mundial 2022. A pesar de las denuncias realizadas por Amnistía Internacional y otras organizaciones que defienden los derechos humanos, Doha no ha cumplido ninguna de sus promesas de mejorar las trágicas condiciones de vida y de trabajo que sufren los trabajadores, principalmente de origen asiático. Un documental recientemente publicado por la emisora ​​alemana Wdr, que se centra principalmente en los trabajadores nepalíes, ilustra el estado de esclavitud en el que viven los trabajadores a través del testimonio de las personas directamente involucradas, grabándoles con cámara oculta en Doha.

Desde 2010 a la actualidad se registran 1,400 muertes de trabajadores nepaleses por causas laborales; cifras oficiales del gobierno de Katmandú. El documental de WDR tendría que haber empujado al Consejo de Seguridad de la ONU a reunirse para aprobar una resolución para introducir sanciones contra Qatar y para solicitar a la FIFA que revoque inmediatamente la organización de la Copa Mundial. En cambio no ha habido reacción, ni siquiera por parte de los Estados miembros.

La FIFA ha admitido por primera vez la existencia de un problema relacionado con los derechos humanos en la próxima Copa del Mundo, pero de ahí a tomar medidas hay un mar de distancia. Sin embargo, los acontecimientos están haciendo que el desarrollo de la Copa Mundial de Fútbol en Qatar sea imposible y no simplemente inoportuno. ¿Qué más puede ocurrir hasta el 2022? ¿Qué otras atrocidades cometidas por Doha descubriremos? Y, sin embargo, para realmente hacer justicia, sería suficiente hacer lo correcto: quitar la organización de la Copa del Mundo de las garras de los emires de Qatar.

 

 

La Nuova Bussola Quotidiana

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina