Qatar: Platini acusado ¿y Sarkozy?

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai


De acuerdo con las declaraciones de los abogados del ex presidente de la UEFA, Michel Platini ha sido detenido y arrestado en Nanterre, París; además la policía le sometió a un interrogatorio como “testigo” informado de los hechos. No hay ningún motivo por el que alegrarse y tampoco hay ningún motivo para abordar la cuestión desde el punto de vista de los seguidores que se están manifestando debido al pasado juventino de “Le Roi”. Más bien, es necesario actuar, tomar la única decisión posible y éticamente imprescindible: revocar la asignación a Qatar de la Copa del Mundo 2022.

Las autoridades judiciales encargadas de los delitos financieros iniciaron en 2016 a investigar los actos de corrupción activa y pasiva a través de los cuales el régimen de Doha supuestamente obtuvo la oportunidad de organizar la competición de fútbol más importante del mundo. Pero el círculo que hoy parece haberse cerrado alrededor de Platini pone en entredicho niveles políticos (y geopolíticos) mucho más altos, como confirma la presencia en el círculo de Sophie Dion y Claude Guéant, concejal de deportes y ministro del Interior respectivamente, así como secretario general francés, en la época de la presidencia de Nicolas Sarkozy (a diferencia de Platini y Dion, Guéant fue interrogado estando en libertad).


En el pasado, Platini admitió que en diciembre de 2010 votó a Qatar. Pero más allá de las justificaciones – “después de celebrar la Copa del Mundo en Estados Unidos, Corea y Rusia, ¿por qué no hacerlo en un país del Golfo?” – sería interesante saber qué le llevó a retirar su apoyo para que el Mundo se celebrase nuevamente en Estados Unidos. Sky News informa sobre las declaraciones del ex presidente de la FIFA Joseph Blatter, quien afirma que Platini le comunicó su decisión de apoyar la candidatura de Qatar porque “el jefe de estado le había dicho que debíamos tener en consideración la situación de Francia”.

Esto nos lleva a la reunión de Platini con Sarkozy y el actual Emir de Qatar, Tamim Al Thani, que en aquel momento era príncipe heredero del trono de Doha. Después de esta cumbre, Platini adoptó la línea presidencial favorable a Qatar: toda la corrupción sucesiva es una consecuencia. Las consecuencias han sido la desestabilización de Libia y el asesinato de Gaddafi, fruto de una joint-venture Sarkozy-Al Thani, aunque actualmente Francia y Qatar están en frentes opuestos en la batalla en curso por la capital Trípoli.

Para obtener la asignación de la celebración de Copa Mundial de Fútbol de 2022, la corrupción de Qatar operó naturalmente en todos los frentes de interés y, por lo tanto, no podía olvidar a la FIFA de Blatter, que supuestamente recibió la modesta suma de 880 millones de dólares en varios pagos disfrazados de derechos de televisión, documenta una reciente investigación realizada por Sunday Times. Blatter y Platini ya habían sido protagonistas de pagos millonarios sospechosos, lo que le costó a Platini una suspensión de la FIFA por “violación del código ético”.

El poder maligno de las montañas de dinero que alimentan el fútbol hoy en día, cada vez menos un deporte y cada vez más un negocio, que incluso viola las reglas. Un mundo, el del deporte actual, en el que Qatar ha demostrado estar realmente a gusto, distribuyendo ríos de gas-dólares también para obtener la asignación del Campeonato Mundial de Atletismo; algo demostrado por la investigación en la que se ha visto envuelto el presidente del París St. Germain, Nasser Al-Khelaïfi.

Qatar se ha proclamado como un factor de corrupción en la realidad internacional. Allí donde está Doha con sus presuntas inversiones, hay corrupción. Para confirmarlo solo hay que ver el caso del hospital Alma Mater en Cerdeña. Y si no hay corrupción, existe el extremismo de las mezquitas, asociaciones culturales, imanes y militantes que están difundiendo el proselitismo de los Hermanos Musulmanes en toda Europa. Para conocer la verdad basta con ojear el libro de investigación “Qatar Papers”, que ha obligado a incluso los más escépticos y a los mal informados a reconocer el papel de Qatar en la promoción del avance de la agenda islamista también en Italia.

El revuelto que ha suscitado la prisión preventiva de Platini ha tenido lugar solamente unos días después del escándalo provocado por la difusión del documental de la emisora ​​alemana Wdr sobre las condiciones de esclavitud en la que decenas de miles de trabajadores extranjeros trabajan en la construcción de los estadios que albergarán el maldito Mundial 2022.

Qatar ya ha ganado la Copa del Mundo de la corrupción, el extremismo y de la violaciones de los derechos humanos: la comunidad internacional debe intervenir para quitar a Doha la Copa del fútbol y la de cualquier deporte.

ACTUALIZACIÓN

Michel Platini, detenido ayer, fue liberado durante la noche. Durante varias horas, en las instalaciones del Fiscal Nacional de Finanzas (Pnf), en Nanterre, en las afueras de París, fue interrogado sobre el papel desempeñado en 2010 en la asignación (en el momento fue una sorpresa) de la Copa del Mundo en 2022 a Qatar; un país con importantes vínculos económicos con Francia. Los investigadores abrieron una investigación preliminar en 2016 porque sospechan que el país del Golfo Pérsico estaba llevando a cabo actividades corruptas.

Al salir de la oficina del fiscal en la noche, Platini aseguró que había respondido “de manera tranquila” a todos los puntos tratados en el interrogatorio. “Ha sido mucho tiempo, especificó, porque había muchos asuntos que abordar, no podía ser de otra manera. Me preguntaron sobre la Eurocopa 2016, sobra la Copa del Mundo de Rusia de 2018, sobre el Mundial de Qatar de 2022 y sobre la FIFA”.

En su época, el ex delantero de la Juventus era el número dos de esta organización (en aquel momento presidida por Blatter) y presidente de la UEFA.

 

L’Opinione


Vai a Inizio pagina