Yo lo he conseguido: Una historia de coraje y esperanza 11 de junio a las 14:30 horas. Sala de Prensa - Cámara de Diputados

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

Sigue habiendo demasiados crímenes y demasiada violencia contra las mujeres. Una afirmación que, en pocas palabras, resume los datos publicados el pasado 3 de mayo por CENSIS. Entre el 1 de agosto de 2017 y el 31 de julio de 2018 en Italia, se cuentan 120 asesinatos de mujeres; 92 de ellos ocurrieron en el ámbito familiar o afectivo a manos de la pareja, ex pareja u otro miembro de la familia.

En la última década, se han cometido 48,377 delitos de violencia sexual; en más del 90% de los casos la víctima era una mujer. Pero la violencia de género no terminan aquí. A los 2.977 casos de violencia sexual denunciados durante los primeros ocho meses de 2018 hay que añadir 10.204 denuncias por maltrato familiar, 8.718 denuncias por palizas y 8.414 denuncias por acoso. El único dato positivo es que en el último año todos estos delitos tienden a disminuir, mientras que el número de mujeres que recurren a la red de centros contra la violencia está aumentando: 49,152 en 2017 y 29,227 mujeres acogidas por estos mismos centros.

Son números que demuestran cómo la violencia contra las mujeres es un crimen antiguo, pero siempre actual, que tiene sus raíces en estereotipos y prejuicios generalizados.

Italia hace muy poco para combatir los feminicidios y la violencia contra las mujeres. Es algo que también dicen los expertos de Grovio (Grupo de Expertos en Acción contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica), el Organismo del Consejo de Europa que supervisa la aplicación del Convenio de Estambul, que está preparando un informe de nuestro país.

En Italia, faltan más de 5 mil camas para quienes huyen de sus hogares, escenario del 80% de los malos tratos; Los fondos públicos son escasos y mal utilizados. Solamente se gastó el 0,02% de los fondos disponibles. La preparación y la formación recibida por de las fuerzas del orden y del personal socio-sanitario sobre el fenómeno de la violencia es pobre. Todo ello ayuda a que solamente el 7% de las violaciones sean denunciadas. Según el Istat los menores que asisten a la violencia están presentes en 4 de cada 100 casos.

49,152 mujeres acudieron a los centros contra la violencia en 2017 y 29,227 han iniciado un camino de salida de la violencia. El 26,9% de las mujeres que acuden a los centros son extranjeras y el 63,7% tiene hijos, menores de edad en más del 70% de los casos. Estos son los datos recopilados por Istat que, por primera vez, ha llevado a cabo una investigación sobre los servicios ofrecidos por los centros contra la violencia, en colaboración con el Departamento de Igualdad de Oportunidades, las regiones y el Consejo Nacional de Investigación. (Fuente: La Repubblica)

Según los datos del ISTAT publicados en abril de 2018 con el informe “Mujer más allá del silencio. Reflexión multidisciplinaria sobre el fenómeno de la violencia contra las mujeres “, 6 millones 788 mil mujeres con edades comprendidas entre los 16 y los 70 años han sufrido violencia física o sexual, es decir, 31.5%.

EL VALOR DE IRENE:

Hace unos meses, el MODAVI ONLUS (Movimiento de las Asociaciones de Voluntariado de Italia) conoció a Irene, una joven y valiente víctima de violencia doméstica que decidió dedicar su tiempo a contar su historia para llevar a cabo actividades de sensibilización y para combatir la violencia contra las mujeres.

El Día Mundial contra la Violencia contra las Mujeres está marcado en el calendario en noviembre. Entonces, ¿por qué hablar de este asunto el 11 de junio? Porque el 11 de junio, hace dos años, Irene encontró el coraje para escapar, durante la noche, y buscar ayuda. Un renacimiento, difícil, cuesta arriba pero un renacimiento. MODAVI ONLUS apoyó a Irene en esta misión. Hablar de su experiencia y ayudar a otros se ha convertido para Irene en una forma de dar sentido a su dolor y a su historia.

Juntos queremos contar su historia, lanzar su mensaje de esperanza y promover un proyecto para obtener bienes de primera necesidad para las mujeres víctimas de violencia que a menudo se ven obligadas a abandonar sus hogares repentinamente, como le sucedió a Irene, dejando atrás toda su vida, sin poder llevarse consigo nada.

Es importante dar la señal de alarma ante el fenómeno de la violencia contra las mujeres, pero también ante la violencia contra los más frágiles, como los niños, los ancianos, los discapacitados; una violencia que sufren millones de personas en nuestro país cada año.

Participantes:

Federica Celestini Campanari: Presidente nacional de MODAVI ONLUS

Irene: Creadora de la Campaña «Io ce l’ho fatta» (Yo lo he conseguido)

Elisabetta Rampelli: Abogado – Presidente Nacional de la UIF (Unione Italiana Forense)

Lucia Ercoli: Médico – Jefe del Instituto de Medicina Solidaria

Souad Sbai: Periodista – Presidenta de ACMID Donna Onlus

Maria Teresa Bellucci: Diputada – Responsable del Comité de Asuntos Sociales

 

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina