Se busca candidata musulmana; que lleve el velo

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai

Nasri Assiya, “la elección de cambio” hecha por los “grillini” (miembros del Movimiento 5 Stelle), tiene el “mérito” de usar el velo. Ella lo convierte en un símbolo de libertad de elección y democracia, a pesar de que el velo se utiliza sutilmente para instaurar la condición de sumisión de la mujer. El PD tiene el equivalente con la asesora de Milán, Sumaya Abdel Qader. Y quienes lo cuestionan son islamófobos…

En Italia, los derechos de las mujeres proceden… hacia atrás. Esto lo demuestra Nasri Assiya, “la elección de cambio” hecha por los grillini, cuyo único mérito para ser candidato al Consejo municipal de Montoro, en la provincia de Avellino, es llevar el velo impuesto por los Hermanos Musulmanes. Por supuesto, la joven “estudiante universitaria de matemáticas” hace de su cabeza cubierta un símbolo de democracia y libertad; no es necesario dudar de su sinceridad, que es el fruto de la manipulación ideológica, psicológica y emocional del contexto sociocultural de pertenencia, impregnado de la doctrina de la Hermandad. En resumen, con velo y feliz, a pesar de que el velo es utilizado sutilmente para instaurar la condición de sumisión de la mujer.

Las acusaciones de “islamofobia” presentadas por los miembros del Movimiento 5 Stelle contra los “haters” – categoría que incluye de manera indiferente a quienes han insultado y a quienes se han atrevido a criticar, de manera civil y racional, la candidatura de la joven en las elecciones locales del 26 de mayo – siguen el juego de la propaganda y de las narraciones expresamente elaboradas por pensadores islamistas para engañar a los ingenuos occidentales, especialmente si son progresistas y de una cierta izquierda, poseídos por esa otra manipulación ideológica, psicológica y emocional que representa el considerado (mal entendido) multiculturalismo.

El fenómeno de la progresión hacia atrás los derechos de las mujeres es, desafortunadamente, común en Occidente, donde la izquierda acoge en sus filas y promueve la imagen y carrera de las mujeres musulmanas con la condición de que lleven el velo. Basta con pensar en el PD americano o en el fenómeno mediático llamado Ilhan Omar, la neo-parlamentaria heroína del hijab que no oculta sus enlaces fundamentalistas que incluyen al presidente turco Erdogan.

En Italia, los grillini ciertamente no tienen la exclusividad del “velismo” en la política. El precursor fue el PD, cuyo orgullo es Sumaya Abdel Qader, colocada en el Ayuntamiento de Milán. Interesante, a propósito, es una reciente sentencia mediante la cual el Tribunal de Milán absolvió a varios periódicos italianos denunciados por Abdel Qader porque la habían asociado con el extremismo debido a sus vínculos con el Foro Europeo de Mujeres Musulmanas, brazo operativo de los Hermanos Musulmanes en Bruselas.

El perfil de Nasrin Sotoudeh , la activista iraní recientemente condenada por el régimen jomeinista a 34 años de prisión y 148 latigazos por su batalla contra el velo obligatorio, no corresponde en absoluto con el perfil ideal de mujer musulmana para las candidaturas de PD y 5 Stelle. Un perfil que tampoco representa al gran número de mujeres tunecinas y marroquíes cada vez más presentes en los más altos niveles de la clase dirigente y de la sociedad civil en sus respectivos países: de hecho, estas mujeres no llevan velo.

Con esto, de ninguna manera queremos denigrar o deslegitimar a las mujeres de la religión islámica que lo usan. El problema es la politización de la prenda y eso es lo que los Hermanos Musulmanes continúan promoviendo en Occidente gracias a partidos como PD y 5 Stelle, que, a sabiendas o no, se ponen al servicio del avance de la agenda islamista en Italia, presentando a Nasri Assiya y Sumaya Abdel Qader como si fuesen un trofeo. Todo esto, mientras que la extraordinaria batalla llevada a cabo por las mujeres iraníes se ignora de manera culpable y los pequeños pasos pero hacia adelante dados por las mujeres sauditas en términos de derechos tampoco se reconocen o se minimizan.

Por otro lado, al menos en Italia todavía no es posible constatar la existencia de un centro-derecha que haya desarrollado la capacidad y la conciencia necesarias para enfrentarse a la cuestión del uso político del velo por parte de la izquierdista pro-islamista. La ley sobre la prohibición de usar el velo que cubre la cara permanece en el olvido y ni siquiera el hecho de que se haya adoptado una medida similar en Sri Lanka después de la terrible masacre que tuvo lugar el día de Pascua ha llevado a los representantes de la Lega o a otros partidos del centro-derecha a relanzar la discusión; imaginemos hablar del proceso de aprobación parlamentaria de la ley.

La prohibición de usar el velo que cubre el rostro en Sri Lanka ha sido fuertemente criticada por Al Jazeera, portavoz mundial de los Hermanos Musulmanes, propiedad de los emires de Qatar. Y sabemos cuánto influyen estos últimos en Italia, sobre todo en ciertos miembros ilustres del actual ejecutivo que no pertenecen a 5 Stelle.

 

 

La Nuova Bussola Quotidana

 

 

 

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina