Sri Lanka vive un sangriento Domingo de Resurrección Hasta la fecha casi 300 muertos y 500 heridos

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

Al menos 290 personas han muerto y otras 500 resultaron heridas en la serie de atentados que golpearon tres iglesias durante las celebraciones de la festividad cristiana, cuatro hoteles y un complejo residencial, informaron a Efe fuentes oficiales.

El portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, confirmó la última cifra oficial de víctimas mortales en una intervención pública en la que también anunció que 24 personas han sido detenidas y permanecen en custodia policial en relación con los atentados.

A primera hora de la mañana del lunes, el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, elevó el número de víctimas mortales a 290 y el número de heridos a 500. Españoles, daneses, australianos, estadounidenses, chinos, británicos, turcos o indios se encuentran entre los al menos 32 extranjeros fallecidos en los atentados del domingo en Sri Lanka, según informaciones proporcionadas por sus respectivos gobiernos sobre estos ataques que mataron a casi 300 personas. Entre las víctimas mortales figuran tres daneses, que son hijos de Anders Holch Povlsen, dueño de la firma de moda Bestseller y uno de los hombres más ricos de Dinamarca, según confirmó este lunes la compañía. Una pareja de jóvenes gallegos también ha fallecido según ha informado a Efe el alcalde de la localidad pontevedresa de Pontecesures, Juan Manuel Vidal, donde residía una de las víctimas. Uno de los fallecidos es Alberto Chaves, según ha informado la empresa Profand, en cuya filial en India, Profand Vayalat, trabajaba este joven de 31 años.

Según la información ofrecida poco antes por el Gobierno de Sri Lanka, varios de los atentados fueron cometidos por atacantes suicidas que se inmolaron con explosivos.

Los ataques comenzaron ayer de forma simultánea hacia las 08.45 hora local con potentes explosiones en tres hoteles de lujo en Colombo y también en una iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y una tercera en la oriental ciudad de Batticaloa. Las explosiones continuaron horas después con una séptima detonación en un pequeño hotel situado a una decena de kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.

Las autoridades locales vincularon las dos últimas explosiones, en las que murieron cinco personas, entre ellas tres policías, con el posible intento de huida de terroristas implicados en los atentados.

Una jornada en la que las autoridades declararon un estado de emergencia condicional y culparon de los “ataques suicidas” a un grupo islamista local. Tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, las autoridades decidieron imponer a partir de la medianoche un estado de emergencia “condicional” en el que se activarán los apartados destinados a combatir el terrorismo, informó en un comunicado la oficina del presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena.

De acuerdo con la declaración escrita, la información obtenida por los servicios de inteligencia apunta a que tras los grupos locales responsables de los ataques hay organizaciones terroristas internacionales, por lo que Sirisena “buscará asistencia de otros países”, indicó.

Atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que dejó, según datos de la ONU, más de 40.000 civiles muertos.

 

 

Sara Hernández Díez

Fuente: EFE

Para cualquier consulta o rectificación envíe un correo electrónico a: redazione@almaghrebiya.it

 

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina