Alerta ante un ejército de kamikazes: la red de los Hermanos Musulmanes es una amenaza para Italia

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai

Los Carabinieri del ROS han puesto fin a una banda dedicada al tráfico de migrantes con el objetivo de introducir yihadistas afiliados a ISIS en Sicilia, mientras que los servicios de inteligencia en su último “Informe al Parlamento” advierte sobre el peligro que representan los “repatriados”, los combatientes extranjeros que regresan de Siria e Irak: 2019, por lo tanto, ha iniciado siguiendo los años anteriores bajo la bandera del terrorismo. Los campos de investigación son dos y están bien definidos: la interrelación entre el terrorismo y la inmigración ilegal y el comportamiento y los movimientos de los que lucharon en las filas de ISIS y ahora están nuevamente en Italia porque tienen la ciudadanía, el permiso de residencia o usan Italia como país de tránsito.

“Existe el riesgo de que se forme un ejército de kamikazes”, dijo uno de los detenidos en la operación llevada a cabo por el cuerpo de fuerzas especiales italiano ROS. En realidad, las cifras oficiales – se habla de un centenar de “repatriados” – indican que el problema en Italia se mantiene lejos de las proporciones alcanzadas por Bélgica, Francia, Alemania y Gran Bretaña, países desde los que han viajado para combatir aproximadamente 3 mil yihadistas y donde los atentados terroristas se producen con cierta regularidad, más o menos letales en términos de víctimas, pero siempre sangrientos.

Por otro lado, solo la deshonestidad intelectual y la ceguera ideológica pueden continuar minimizando, o incluso negando, el hecho de que en los barcos que parten de la costa norteafricana del Mediterráneo con dirección a Italia también viajan sujetos radicalizados listos para ejecutar atentados terroristas y personas predispuestas a ser radicalizadas. Desde este punto de vista, el caso de Anis Amri, el terrorista que actuó en los mercados navideños de Berlín en diciembre de 2016, sigue siendo emblemático: llegó a Lampedusa en 2011 desde Túnez y se radicalizó en la cárcel; cuando fue puesto en libertad fue acogido por las redes de la yihad que se han extendido en todo el territorio italiano y que están conectadas con el resto de Europa y finalmente tuvo lugar la masacre de Berlín. Hay muchos Anis Amri al acecho y así lo muestra la última redada llevada a cabo por el cuerpo de fuerzas especiales ROS. Los que logran escapar de las fuerzas de seguridad terminan en las redes extremistas.

Es el “mundo del medio”: un mundo caracterizado por mezquitas y centros de oración irregulares, asociaciones culturales ficticias y otros lugares de reunión para los extremistas aspirantes a terroristas que han aprovechado la oportunidad ofrecida por la inmigración ilegal y los combatientes extranjeros que regresan de la experiencia fortificadora ofrecida por teatros de la jihad que proporcionan apoyo logístico, cobertura y operatividad. Los servicios de inteligencia vigilan con la debida atención y en el “Informe al Parlamento” explican que hay más de 1,200 “lugares de interés” sometidos a estrecho control.

Normalmente estos “lugares” están dirigidos por los Hermanos Musulmanes, el “dominus” del “mundo del medio” del extremismo, no solo en Medio Oriente sino también en Occidente, la organización transnacional en la que se basan Al Qaeda, ISIS y el fenómeno yihadista en su conjunto. La agenda islamista de los Hermanos Musulmanes tiene el apoyo del adinerado emirato de Qatar y avanza siguiendo una doble vía: por un lado, a través de sus redes territoriales, dirige las actividades del “mundo del medio”; por el otro lado, es considerada como fuerza islámica moderada útil para combatir el terrorismo generado por ella misma. Un esquema similar al adoptado por el PCI en la época de las Brigadas Rojas para adquirir mayor importancia y poder político.

En Alemania, una reciente investigación periodística ha revelado que los servicios de inteligencia alemanes consideran que los Hermanos Musulmanes son una seria amenaza para la seguridad nacional debido a la creciente popularidad de las mezquitas y las organizaciones relacionadas con la organización terrorista. Los métodos de prevención italianos son conscientes de esta realidad y están aumentando la vigilancia en las redes de los Hermanos Musulmanes para que no puedan ofrecer ayuda a los “repatriados” y no puedan reclutan nuevos miembros a través de la inmigración ilegal, en ambos casos con el objetivo de llevar a cabo atentados terroristas.

La Voce del Patriota

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina