Saudi women: a new step forward in the way of rights

Mujeres Sauditas: un nuevo paso adelante en el camino de los derechos

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Martina Margaglio

Con el fin de los divorcios secretos, las mujeres sauditas dan un nuevo paso adelante en el largo camino hacia la adquisición de todos los derechos. A simple vista, recibir un mensaje de texto del tribunal que notifique la finalización exitosa del vínculo conyugal de parte del marido puede parecer surrealista, a años luz de los estándares occidentales. En cambio, es una medida que determina el reconocimiento, tanto desde un punto de vista formal como sustancial, de una mayor dignidad para las mujeres sauditas. Todavía no tienen plena dignidad pero se ha producido una mejora objetiva que implica la protección de una serie de derechos no reconocidos hasta ahora y que, por lo tanto, se reflejará concretamente en las condiciones de vida reales del componente femenino de la sociedad saudí. Un pequeño paso de gigante en el contexto de un proceso más amplio de reforma que también está trabajando en ámbito laboral y profesional impulsado por el heredero al trono, Mohammed Bin Salman.

Este proceso necesita mucho tiempo para poder realizarse por completo, por lo que quitar importancia a la última medida introducida con respecto al divorcio o la eliminación de la prohibición de conducir es un síntoma de falta de profundidad en el análisis del alcance del cambio que está teniendo lugar en Arabia Saudita y en sus repercusiones en el resto del mundo árabe y musulmán. Pero eso no es todo: no reconocer el hecho de que una mujer pueda entrar en un estadio para ver un partido de fútbol sin ir acompañada de un hombre, aunque tengan que estar en sectores separados, supone otro avance significativo, debilita el apoyo internacional necesario para que Riyadh continúe sin problemas en el camino hacia el cambio, adoptando cada vez más medidas incisivas.

Por lo tanto, la polémica que acompaña a la inminente celebración de la Supercopa de Italia en Yeda, va en contra de los intereses de las mujeres sauditas y, de manera consciente o no, juegan el juego del nuevo polo del Islam mundial, compuesto por Qatar, Turquía e Irán, unidos por la ideología extremista de los Hermanos Musulmanes, que pretende desestabilizar el contexto interno de Arabia Saudita y de otros Estados del Golfo, del Levante y del Norte de África, para avanzar en sus propios proyectos de conquista. El nuevo camino iniciado por Mohammed Bin Salman, que también incluye la lucha contra el extremismo, es un obstáculo para estos proyectos y ya lo era antes del caso Khashoggi. Los continuos intentos de desestabilizar el actual liderazgo de Arabia Saudita ponen en peligro el progreso de las mujeres hacia el pleno derecho, y a esto también contribuye a nuestras polémicas.

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina