Marruecos sigue distinguiéndose de otros países con mayoría musulmana, gracias a la modernidad y a la amplitud de miras de Mohammed VI

Marruecos: El rey hace que el Holocausto se estudie en las escuelas Marruecos sigue distinguiéndose de otros países con mayoría musulmana, gracias a la modernidad y a la amplitud de miras de Mohammed VI

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI
Marruecos: El rey hace que el Holocausto se estudie en las escuelas

De Souad Sbai

Aplaudo la elección del rey Marruecos Mohammed VI de haber aprobado oficialmente la introducción del estudio de la historia del Holocausto en los programas escolares del país.

Un argumento que sigue dividiendo al mundo árabe que a menudo tiende a negar incluso la veracidad de lo que le sucedió al pueblo judío a manos de los nazis y sus aliados. Por ejemplo, el Gran Mufti de Jerusalén, Amin al-Husseini, una de las más importantes autoridades del Islam sunita, fue un aliado y amigo de Hitler y le alentó a continuar hasta el final el programa de exterminio de los judíos.

Desde la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad, la actitud de una parte del mundo árabe hacia el Holocausto no ha cambiado mucho: solo hace falta pensar en el negacionismo adoctrinado por el movimiento terrorista Hamas – la costilla de los Hermanos Musulmanes – en las escuelas de Gaza o en las manifestaciones internacionales organizadas por el Irán de Ahmadinejad y Khamenei, donde se invitó a los más “ilustres negadores” de todo el mundo y donde se financiaban a los dibujantes de cómics para que transmitieran que el Holocausto solamente es un invento de los judíos y que las cámaras de gas nunca existieron; recordemos las declaraciones de Ahmadinejad.

Estos son solamente algunos ejemplos que nos ayudan a entender y a contextualizar la valiente decisión del Reino de Marruecos al introducir el estudio de la historia del Holocausto en los programas escolares del país. Una decisión anticipada durante la 73 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tuvo lugar en Nueva York el 18 de septiembre a través de una nota oficial del monarca marroquí dirigida a todos los participantes y leída por el Primer Ministro marroquí, Saadeddine Othmani. Una ocasión en la que además se celebró una mesa redonda para discutir “El poder de la educación para prevenir el racismo y la discriminación: el caso de antisemitismo”.

Un mensaje, que además de rendir homenaje a la UNESCO y a su directora Audrey Azoulay, hija del actual consejero del rey André Azoulay, ambos de familia judío-marroquí, afirma: “El antisemitismo es lo contrario a la libertad de expresión; manifiesta la negación del prójimo y es la demostración del fracaso, de la insuficiencia y de la incapacidad para vivir juntos. Es el regreso anacrónico a un pasado mitificado; ¿es este el pasado que queremos dejar como herencia a las generaciones futuras?

La batalla contra el antisemitismo no puede ser algo improvisado ya que no es una batalla militar o económica, sino que es una guerra sobre todo pedagógica y cultural. El arma para combatir este mal tiene un nombre específico: educación. Debemos luchar por nuestros hijos, porque en el futuro ellos serán los beneficiarios y nuestros embajadores”.

Palabras importantes, palabras que comparto plenamente desde que las leí en el periódico marroquí Le Desk, especialmente porque, en mi Marruecos, siempre fui educada en el respeto y en la convivencia entre las diferentes religiones. Todavía recuerdo los frecuentes intercambios de comida entre mi familia y las familias de religión judía con motivo del Shabat o de la oración del viernes.

Igualmente comparto las palabras del Viceministro de la Oficina del Primer Ministro de Israel y las del ex Embajador en Estados Unidos, Michael Oren, quien expresó su satisfacción personal en un tuit publicado esta mañana que dice así: “El rey de Marruecos Mohammed VI ha enviado al mundo un profundo mensaje moral. Mientras que en Occidente el antisemitismo y el negacionismo del Holocausto aumentan, el líder de una nación árabe ha decidido introducir el estudio del Holocausto en las escuelas marroquíes con el objetivo de combatir el antisemitismo. Este es un auténtico mensaje de esperanza”.

Marruecos sigue distinguiéndose de otros países con mayoría musulmana gracias a la modernidad y a la amplitud de miras de Mohammed VI.

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina