Souad Sbai: "I'm with Iranian women"

Souad Sbai: “Estoy con las mujeres iraníes”

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI
#yoestoyconlasmujeresiraníes

De Souad Sbai

En Irán, un hombre arremetió contra una mujer, “culpable” de llevar mal puesto su hijab, amenazándola con ser arrestada si no lo colocaba de una manera correcta. “Roussari ya Toussari”, es decir, “o el velo en la cabeza o golpes en la cabeza”, como escribió Stella en Il Corriere della Sera. Pero la mujer, para nada intimidada, contestó rápidamente: “Tú estás acostumbrado a colocar el de tu esposa. ¡Basura!”.

Mientras continúa la discusión muchas personas se acercaban para tratar de calmar los ánimos pero de repente, la mujer se quitó el velo dejando al descubierto su cabeza en señal de protesta y se marchó.

El video de la discusión fue filmado con un smartphone y publicado en la página de Facebook de My Stealthy Freedom. En poco tiempo, dio la vuelta al mundo a través de las redes sociales provocando un sentimiento de indignación generalizada.

En Irán el uso obligatorio del velo fue abolido en 1936 por Reza Shah Pahlavi en nombre de una secularización forzada de la sociedad. De hecho, tal y como se puede ver en las fotografías de la época publicadas también por varias revistas italianas como Oggi o La Domenica del Corriere, las mujeres vestían “a la manera occidental”, con minifaldas o pantalones acampanados; indudablemente eran mujeres que vestían a la moda por elección. El velo y las otras obligaciones sociales y jurídicas degradantes pasarán a ser obligatorias con la revolución jomeinista, con los guardias de la revolución y con la policía moral.

Pero en Italia todo esto no interesa y se prefiere cubrir la realidad con un velo misericordioso (es apropiado mencionarlo) y buscar en otra parte, como en Piazza Affari. De hecho, Irán es una mina de oro para Italia. Solo en 2016, las empresas de Bel Paese exportaron bienes valorados en más de 1.500 millones a la República Islámica.

Dicho esto, entendemos que cada persona tiene un precio y que muchas personas y naciones tienen un precio más alto que las demás, tan alto como para pagarlo con valores, con nuestros valores. Por lo tanto, es “natural” (como el gas que compramos) que en Italia, cubramos los desnudos de algunas estatuas, tapando con un velo al arte y por lo tanto la belleza, para no deslumbrar los ojos de los ayatolás que también nos visitarán durante la Feria del Libro (los mismos que arrestan y ahorcan a los intelectuales).

Ahora me explico por qué en Italia no se consigue que la ley contra el burka que el ministro Salvini ha prometido en tantas ocasiones prospere. En el Parlamento italiano ya hay una ley que yo misma redacté y presenté; no hay que hacer nada más que leerla. Es necesario tener la convicción y el coraje para luchar contra la segregación de las mujeres. ¡Basta ya de no hacer nada más que hablar!

La política debería dar respuestas a las mujeres coraje y este coraje debería ser el ejemplo que ayude a difundir un mensaje de cambio cultural contagioso, generalizado y compartido. En Irán, un gesto como este más una provocación es un grito de dolor para quienes nunca han tenido voz; pero tendrán la mía: #yoestoyconlasmujeresiraníes.

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina