Continúan las manifestaciones en Rumanía

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI/Video
© Inquam Photos / Adriana Neagoe / Reuters | La policía de Rumanía usa espray pimienta durante una manifestación en la capital rumana de Bucarest, el 10 de agosto de 2018.

La Fiscalía rumana abrió ayer una investigación sobre el supuesto uso excesivo de la fuerza por parte de la policía durante una multitudinaria protesta contra el Gobierno socialdemócrata que dejó el pasado viernes unos 450 heridos, entre ellos una treintena de agentes. “Por el momento hemos recibido 30 denuncias, mis compañeros están interrogando a los heridos”, declaró a la prensa el fiscal Ionel Corbu.

Este es el quinto día consecutivo que los ciudadanos de Rumanía ocupan las calles contra el Gobierno socialdemócrata. “No queremos ser un país de ladrones” y queremos “manifestarnos sin violencia”, fueron algunas de las consignas que se han escuchado a lo largo de las jornadas de protesta en la Plaza de la Victoria de Bucarest, donde está la sede del Gobierno. Unas manifestaciones que no cesan pero que sí están disminuyendo tanto en número de participantes como en intensidad.

​El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, condenó la violencia policial durante las manifestaciones y “el intento de reprimir la voluntad del pueblo con violencia”. Johannis exigió una explicación sobre lo sucedido a la ministra del Interior, Carmen Dan, definiendo los hechos como una “intervención policial desproporcionada”.

El mandatario además subrayó que el derecho a manifestarse es un principio básico de la democracia; y así es, el derecho a manifestarse es un derecho adquirido con sangre, sudor y lágrimas y nadie, absolutamente nadie, tiene el derecho de coartar las libertades de un pueblo.

S.H.D.