La OPA de Teherán sobre el mundo árabe se debilita

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

de Souad Sbai

La tentativa iraní de desestabilizar al mundo árabe, puesta en marcha junto con su hermano menor Qatar, está a punto de terminar.

La financiación y el armamento de los rebeldes Houthi en Yemen, los opositores a Arabia Saudita que intentan acabar con el gobierno legítimo de Mansour, pierden fuerza y cada vez encuentran más dificultades debido a las divisiones internas y al regreso de las tropas aliadas de contraataque.

Al Hudayadah es el símbolo del derrumbamiento, lento pero progresivo, del frente Houthi y automáticamente se convierte en el símbolo del desmoronamiento de Qatar-Irán.

Los últimos días dejan claro que la línea de la fuerza de los rebeldes, a pesar de los misiles lanzados sobre Riyadh (interceptados antes de provocar daños), se está debilitando. Y ahora también es evidente, a pesar de las negaciones y de las aclaraciones, que Teherán pretende atacar al mundo árabe y destronar a la supremacía del cuadrante.

En un breve período de tiempo, según los informes de los medios de comunicación árabes, la ciudad de Saada, el verdadero bastión de los hutíes en Yemen, será invadida por las tropas aliadas que están preparadas para dar el golpe final. Una situación que tiene a todo un país en jaque, en estado de alerta de guerra.

En lo referente a Socotra, la isla ocupada por las tropas de la coalición árabe para evitar que se convierta en otra fortaleza Houthi, parece bastante evidente que la voluntad de los países árabes es mantener la estabilidad en toda la región, evitando cualquier tipo de interferencia del gigante iraní que pretende entrometerse no sólo aquí, sino también en el resto del mundo árabe sunita.

El ataque aéreo de la Coalición Árabe liderada por Arabia al palacio presidencial y a la sede del Ministerio de Defensa y del Interior de Saná supone una dura prueba para la resistencia de los rebeldes Houthi, quienes probablemente ocultando algo o a alguien más importante, han decidido mantener oculta la identidad de sus funcionarios muertos en el ataque.

El portavoz de la Coalición afirma que varios miembros directivos de primer y segundo nivel de la formación pro-iraní fueron asesinados durante el ataque.

La OPA de Teherán (y de su hermano menor, Doha) hacia el mundo árabe está perdiendo fuerza lentamente pero de manera progresiva.

L’Opinione della Libertà

 

 

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina