Mezquitas “hazlo tú mismo”; extremismo: la vergüenza de los que niegan

in News Es/NEWS INTERNAZIONALI

De Souad Sbai

Hoy, los medios de comunicación se han dado cuenta de que la inmigración ilegal está presente en los centros de reclutamiento yihadistas, las mezquitas “házlo tú mismo” son un semillero del proselitismo extremista y terrorista y los imanes “hazlo tú mismo” inculcan el odio y la yihad. Enhorabuena por la celeridad. Durante quince años las peticiones y quejas formuladas por musulmanes moderados, laicos y periodistas no influenciados han caído en el vacío; ellos han sido etiquetados de racistas y xenófobos y acusados de mentir e inventar.

Es un escándalo que no tiene fin: campañas de denigración y mistificación de la verdad y la demonización de los conocedores de la verdad. Ahora, nos encontramos ante las detenciones de los presuntos yihadistas en Foggia y Turín, preparados para asistir al teatro de la obviedad, sobre el que los grandes medios de comunicación orientados al pensamiento único dicen: “Ojo a las mezquitas hazlo tú mismo” o “peligro: yihad en los centros culturales”; artículos y entrevistas pusilánimes que no quieren admitir el pasado, algo que a los ojos de quienes llevan años denunciando este fenómeno no puede ser visto más que con rabia. Fetuas, procesos judiciales, difamaciones, amenazas, agresiones: todo esto, hasta hace poco, parecía ser algo que la prensa desconocía totalmente; incluso parecía que documentar las ramificaciones del proselitismo yihadista en Italia y Europa molestaba. Por otro lado, es entendible que para quienes siguen al pie de la letra el guión escrito por las altas esferas sigue siendo difícil tanto decir la verdad “verdadera” como abrir los ojos y hacer que sus seguidores también los abran. El mayor aliado del extremismo yihadista es la información falsa que se hace pasar por verdadera y destruye cualquier conciencia crítica.

Hasta hace poco tiempo, no se podía decir que las mezquitas “hazlo tú mismo” deben ser cerradas porque son un peligro constante para la seguridad de Italia. En cambio, se decía que estos centros culturales representan una riqueza que fomenta la integración cultural en Italia (sois vosotros quienes hacéis un retrato negativo). En la actualidad, nos encontramos frente a las mezquitas “hazlo tú mismo”, los imanes “hazlo tú mismo”, los canales clandestinos a través de los cuales se amplían las filas del terrorismo, los barcos en los que se aseguró que no había yihadistas. La victoria de las fuerzas del orden, cuyo trabajo es desgraciadamente desconocido y, a menudo, subestimado o vilipendiado, para algunos medios de comunicación y para algunos intelectuales es la derrota más abrumadora.

Para algunos miembros de la oposición que han estado callados durante algún tiempo, parece como si el problema ya no existera. Hoy el mundo árabe acusa a Qatar de financiar el extremismo y el proselitismo de los Hermanos Musulmanes, a Turquía de ser un destacamento del avance radical, un lugar sometido a la dictadura y a la represión otomana de Erdogan; pero incluso aquí, lo único que se escucha es el silencio. Siervos del pensamiento único que alimenta el extremismo.

 

 

 

Ultime da News Es

Vai a Inizio pagina